Bienvenido, Visitante [ Registrarse | Ingresarrss

Cómo vas a ser feliz con alguien que te trata como una persona normal

image

Y así empieza la historia, vivir para contarlo, disfrutarlo para vivirlo.
Perteneciente a una de tantas latitudes de este planeta, soy capaz de transgredir tal espacio-tiempo y regresar a ti cuantas veces quiera.
Tuvimos la oportunidad de conocernos varias veces, me he dado cuenta de eso por esos sinfines y recónditos recuerdos que aún reposan en mi memoria…Te guardaba sin saber el porqué.
En el metro estabas, en las verbalizaciones de amigas y hasta eras capaz de husmear en mis más anhelados pensamientos de amor, de dicha y libertad. ¿Qué sentido tiene aferrarse?
Ha pasado tiempo, han pasado años. Sé que nunca te tendré, más siempre te amaré. ¿Cómo hacerlo? Como esos amores que son sabidos y son compartidos, como cuando puedes mirar el cielo y eres capaz de sentir la brisa del viento, como esos amores que se guardan bajo siete llaves en lo más bello de tu alma.
He crecido, he sabido ser gracias a tu compañía y gracias a tus enseñanzas. Parece irreal e ilusorio, pero un hombre de carne y hueso ha logrado calar en lo más profundo de mi ser y ayudarme a ser persona.
Si quieres un consejo, no tengo ninguno. Ningún mensaje del más allá, ni de adivina con bola de cristal que darte. Lo único que sé es que no seré feliz con alguien que me trate como una persona normal.
Ha tropezones y girones he estado forjando esta vida. Dichosa y feliz de arriesgarme a tenerla, que aunque a veces no sepa qué será de ella, ni que será de mí, pueda seguir admirándola y ver lo bello en su incertidumbre.
Quizás deje de pensar en las emociones y en el sentir y de esa manera me vuelva implacable y abrazadora, quién sabe, mas por lo pronto, no dejo de transparentar tal momento de mi vida. Estás en mi memoria y seguirás estando siempre.
Así fue como conocí a uno de esos caballeros de la realeza. Por esos torbellinos de la vida apareció en el lugar indicado mas no en el momento acordado por el que quiere que el amor toque su puerta.
Después de dejar un equipaje que cargaba de años, en mi camino encontré a este hombre solitario que ya se disponía a caminar al igual que como muchos antes que él lo hacen, al igual que muchos después de mí lo harán. Alegró mis días, me ayudó a no ser ilusa y a demostrar todo lo que hay aquí dentro. Con o sin intención, caló en mí y estoy segura que yo también en él, hasta en los días venideros.
No era necesario buscarlo porque ahí estaba, cuando dormía, cuando despertaba, en la fuerza que se necesita para continuar en este ritmo de vida voraz, así como también en esos claros de luna que te invitan a tener compañía y a recogerte para buscar la máxima conexión entre el cielo y la tierra. Estoy segura que no hay más amor que este, y no lo habrá porque nació desde mi propio amor hacia mi persona, se fue entrelazando con el amor a él, naciendo ambos a la misma vez.
Siempre con esas ganas de entregarlo todo, entregárselo todo, que locura haber dicho sí al haber partido con él, cuando así me lo propuso. Sin embargo siempre tuve miedo. El miedo se aferró a mí y dejé que se apoderara completamente de la situación. ¿Cómo pude dejarlo si con él era yo? ¿Por qué me dejé a mí?
El cambio me generó inseguridad, con él podía haberlo tenido todo, así como también nada. Y ninguna de las dos me arriesgué a ver. Hasta ahora. Lo único con lo que puedo estar segura es que gracias a él descubrí los poderes que tengo. Nunca me hizo sentir como una persona normal y eso se lo agradezco.
Firmemente, por ser el Sol a esta Luna… y lograr aquel eclipse de un bello amor.

,

2359 visitas totales, 1 visitas hoy

  

Una Respuesta a “Cómo vas a ser feliz con alguien que te trata como una persona normal”

  1. =)!!
    Esta bueno, me gusto. De paso, bienvenida!!…

Responder a steve

Si quieres contactarte con el autor de este escrito, puedes hacerlo llenando el siguiente formulario.

Información sobre el Escritor

  • Escrito por: Raquel
  • Miembro desde: octubre 28, 2013

Otros cuentos del Autor

  • La Gran Idea
  • Cómo vas a ser feliz con alguien que te trata como una persona normal