Bienvenido, Visitante [ Registrarse | Ingresarrss

Creando buenos personajes

Publicado septiembre 9, 2013 por el Blog | Aun no hay comentarios

Una de las cosas más complejas al momento de escribir es crear a nuestros propios personajes, muchos tal vez piensen que no es así, pero el armar buenos personajes requiere de varios ejercicios previos, mucha observación y lectura adicional.

Generalmente en nuestros primeros escritos tendemos a no tomar la importancia que tienen nuestros personajes, simplemente pensamos en crear a la niña feliz, o al chico que todo lo sufre, héroes invencibles y bueno, podemos seguir nombrando a muchos más, pero el asunto es ¿Es atractivo nuestro personaje? ¿Es recordable y llegara al lector?

Es difícil a veces detenerse a pensar en esto, en nuestros primeros pasos como escritores,  olvidamos que nuestros escritos son para los lectores, no para nosotros mismos, entregándoles y haciéndoles sentir el mundo que le estamos presentando delante de sus ojos, ¿Cómo podemos entonces construir buenos personajes?…

Lo primero que debemos entender es que nuestros personajes son personas vivas, no siempre son personas pero aún así hasta los objetos inanimados toman vida.  Por lo tanto tienen un pasado, un futuro y una forma de pensar, tienen virtudes y defectos, lloran, ríen, y obedecen ciertos patrones de conducta.   En este punto es bueno entonces tomar el papel y lápiz, e intentar hacer algunos trazos.   ¿Qué virtudes y defectos va a tener nuestro personaje?

Independiente de que si finalmente será el héroe o el malo de nuestra historia, debes crear una lista de virtudes y defectos balanceados, tampoco hagas un lista con 30 cosas, intenta poner 6 o 7 características por lado, que no se anulen entre ellas, por ejemplo, un personaje no puede ser honrado y deshonrado a la vez, a no ser que tengas preparado un cambio en el personaje durante su desarrollo.

Ve televisión, observa a tu alrededor, observa a tus amigos, ve como las personas se comportan frente a distintas situaciones, la observación te llevara a darle credibilidad a tu personaje, y puedes tener una idea de cómo actuaria o hablaría frente a distintas situaciones.

Dale un pasado, una motivación, no es necesario que lo expliques todo en tu escrito, da algunas pistas de vez en cuando, has que tu lector vaya descubriendo cosas nuevas a través de las reacciones y situaciones que vayan apareciendo, las cuales se basaran en las vivencias del personaje.

Recuerda siempre poner reglas, por ejemplo, si hemos decidido que nuestro personaje es tímido, que esa timidez se refleje en sus palabras, en su forma de actuar y en su forma de moverse, puedes dar pequeños giros de vez en cuando para sorprender, pero recuerda que tus personajes requieren procesos para el cambio, si no se los damos, seguirán igual siempre.

No caigas en lo de idealizar a tus personajes, los lectores pronto verán pocas diferencias entre ellos, no los sentirán identificables con ellos mismos ni con situaciones conocidas, pronto ya no los recordaran ni tendrán la sensación de querer verlos nuevamente.  Los villanos recuerda que también tienen virtudes, no caigas en las risas malvadas de películas o “y lo miro fríamente con sus ojos malvados y ceño fruncido”, muchas veces los personajes más malvados ni siquiera  poseen expresiones en sus descripciones  (¡o díganme que sauron tenía muchas expresiones!).

Recuerda además tener clara sus apariencias físicas, más allá del color de sus ojos y pelo, piensa como son en contextura y como se mueven en espacios físicos, veras como esto te ayudara a desarrollar mejores situaciones, potenciando tu historia.

335 visitas totales, 1 visitas hoy

  

Responder

Aun no hay entradas en el blog.

Desde el BLog

Concurso literario: ¡Hora de cuentos de Invierno!

por steve en abril 9, 2014 - 0 Coments

¡Hora de cuentos de Invierno! Si hay un cuento de tu localidad que tu abuela siempre te cuenta, o sabes cuentos fantásticos que pasaron donde tú vives, ¡...

Creando buenos personajes

por steve en septiembre 9, 2013 - 0 Coments

Una de las cosas más complejas al momento de escribir es crear a nuestros propios personajes, muchos tal vez piensen que no es así, pero el armar buenos perso...