Bienvenido, Visitante [ Registrarse | Ingresarrss

Felipe no quería jugar a la pelota

image

Esta es la historia de un niño llamado Felipe, que todos los días salia a jugar con su pelota de fútbol favorita. Corría de un lado a otro con ella, soñando que ganaba muchas copas y los mejores equipos del mundo peleaban por él.

Pero Felipe creía que nunca podría ganar nada, estaba seguro de que era demasiado malo para el fútbol. Cada noche soñaba de que era delantero en un equipo y se perdía muchos goles, y que llegaba su mascota tortuga y lo remplazaba, haciéndolo despertar muy triste.

En el colegio siempre que sus compañeros jugaban a la pelota él se escondía para no jugar, !uf, no quiero que vean lo malo que soy! se decía para él mismo. Pronto sus compañeros también comenzaron a pensar de que Felipe era tan malo que incluso el chico juan, que nunca le pegaba a la pelota, le podía anotar montones de goles, lo que causo que los niños se burlaran de él cada vez que se escondía.

Un día en un importante partido del colegio, el chico Juan golpeo sin querer una piedra en vez de la pelota, terminando lesionado en la enfermería. Entonces el Tio Pato de Educación física obligo a Felipe a que entrara a jugar o le pondría una mala calificación.

!Que haré ahora!, se decía Felipe, poniéndose muy nervioso y lanzando la pelota a cualquier lado cada vez que le daban un pase, causando la risa de los que observaban el gran partido. Pero sus compañeros de equipo en vez de reírse lo alentaron ya que no podían perder el partido, -¡Animos Felipe!- le gritaban.

Felipe al escuchar los gritos de sus compañeros se le pasaron los nervios y !Zas!, comenzó a anotar muchos goles, de todo tipo, desde mitad de cancha y cabezeandola con gran astucia. Su equipo finalmente gano por mucha diferencia y nunca nadie más se volvió a reír de Felipe, quien si no hubiera sido alentado por sus compañeros de equipo, jamás hubiera podido demostrar su talento que hasta él pensaba que no tenía.

, , ,

2139 visitas totales, 1 visitas hoy

  

Responder

Si quieres contactarte con el autor de este escrito, puedes hacerlo llenando el siguiente formulario.