Bienvenido, Visitante [ Registrarse | Ingresarrss

Tal vez no sea tan diferente, es cosa de dejarse llevar.

Hemos pasado por tantas cosas tu y yo, desde conocernos cuando eramos muy pequeños y crecer juntos, hasta descubrir que los sentimientos tenía el uno por el otro. Conforme iba pasando el tiempo, crecían con más fuerza y lograba hacer que nuestros latidos fueran escuchados por todos; pero lo paradójico es que nosotros fuimos los únicos en no darnos cuenta de todo; por eso cuando dimos a conocer nuestros sentimientos fue el momento más hermoso que recuerdo con tanto detalle y puedo citar hasta la última exhalación de aire salida de tu boca.

Estábamos tan nerviosos, la ansiedad se notaba en cada partícula que recorría nuestro cuerpo; el rubor que se notaba en cada una de nuestras mejillas, como tiritábamos de pies a cabeza al estar uno tan cerca del otro; mirábamos para todos lados en busca de alguna respuesta…. pero todo estaba en uno. No tenía caso esperar que alguien dijese algo por nosotros, más bien nosotros debíamos dar el paso definitivo para acabar con este tenso y angustíante momento; fue entonces que me tomaste entre tus brazos y acercaste a mi oído: «lamento haber tenido que esperar por tanto tiempo, eres una persona más que especial para mi; no eres una amiga… eres algo más… eres la mujer que amo con todas las fuerzas que me da el corazón e incluso con las que no tengo… si pudiera llegar a alguna parte lejos para traerte algo especial como regalo, no habría lugar alguno más hermoso y divino que tu corazón, tu mundo y por sobretodo tu misma. ¡TE AMO!.»

Susurrabas esas hermosas palabras en mi oído, me alejé un poco te miré y luego me lancé a tus brazos, sujetando tu cuerpo y besando tus labios; que sabor más delicioso, no podía pedir algo mejor… sentí que volaba a un mundo donde nadie me iba poder alcanzar. Entrelazar esas sensaciones; más segura que nunca había algo uniéndonos; estoy segura que no necesitabas que mis labios liberaran esas palabras que en alguna medida querías escuchar «Te amo»…. cada parte de mi cuerpo, vida y ser lo hace. Por que usar la voz si ya otra parte de mi te lo estaba diciendo; como aquella hermosa y suculenta frutilla es bañada en chocolate para luego rozar tus labios, haciendo que despierte en ti el deseo por ser mordida y llenarte con su sabor tan particular. Soy tuya por completo, cada parte de mi te pertenece no necesito que algo más venga a mi, sólo quiero estar a tu lado y decirte lo mucho que significas para mi; marcando el ritmo de cada latido que tiene mi corazón… ser el pulso y así crear una hermosa melodía que me dé el empujón para empezar bien el día.

Tengo todo lo que quiero y amo, está en ti y sé que no hay fortuna en el mundo que sea capaz de pagar por ella…. eres lo mejor que me ha pasado y regalado la vida… «Te Amo, una y mil veces, eres todo lo que necesito; no quiero nada más; contigo puedo pasar horas sin comer; este sentimiento es el mejor alimento que me han dado… Gracias por ser mi dicha y Felicidad. No temo demostrar lo que soy ni quien soy, por que tu, mi amor, eres quien me abrió las puertas para dejarme ser la persona que todos ven y aceptan; ya sea loca o cuerda… pero por ti es que lo soy»

1466 visitas totales, 1 visitas hoy

  

2 Respuestas a “Tal vez no sea tan diferente, es cosa de dejarse llevar.”

  1. Esta muy lindo!… felicitaciones!!

    • Freya Sclahorwood en abril 6, 2011 @ 10:03 am

      Muchas gracias ^^ espero poder seguir publicando en este espacio. Que es para todo los que nos interesa escribir

Responder

Si quieres contactarte con el autor de este escrito, puedes hacerlo llenando el siguiente formulario.

Información sobre el Escritor

Otros cuentos del Autor

  • Tal vez no sea tan diferente, es cosa de dejarse llevar.